Oriente Medio y Norte de África

4,53

Violaciones sistemáticas de los derechos

Peor que el año pasado

Oriente Medio y Norte de África es la peor región para la gente trabajadora

  • Exclusión de trabajadores de la protección laboral

  • Desmantelamiento de sindicatos independientes

  • Enjuiciamiento y sentencias contra huelguistas

En 2022 la región de Oriente Medio y Norte de África (OMNA) sigue siendo la peor del mundo para los derechos de los trabajadores y trabajadoras, con una clasificación media de 4,53 superior a la media de 4,50 registrada el año pasado, con lo que se sitúa entre violaciones sistemáticas y derechos no garantizados.

Libia, Palestina, Siria y Yemen siguieron azotados por conflictos, vulnerándose derechos y libertades fundamentales. Pese a los esfuerzos desplegados por algunos países del Golfo como Qatar y Arabia Saudita, los migrantes, que constituyen la gran mayoría de la mano de obra en la región, siguen exponiéndose a graves abusos de los derechos humanos, particularmente en los Emiratos Árabes Unidos. En Túnez, la democracia se ha visto severamente recortada, y las libertades civiles de la población resultaron amenazadas cuando el presidente Kaïs Saied disolvió el parlamento asumiendo todo el poder.

De un vistazo

100%

100% de los países han vulnerado el derecho de negociación colectiva.

Frente a un 94% en 2021
100%

Los 19 países excluyen a los trabajadores del derecho a formar o afiliarse a un sindicato.

Ningún cambio respecto a 2021
100%

En los 19 países se impidió el registro de sindicatos.

Ningún cambio respecto a 2021
95%

95% de los países han vulnerado el derecho de huelga.

Frente a un 94% en 2021
84%

84% de los países en Oriente Medio y Norte de África restringieron la libertad de expresión y reunión.

Frente a un 83% en 2021
79%

79% de los países en Oriente Medio y Norte de África denegaron acceso a la justicia a trabajadores/as.

Frente a un 83% en 2021
47%

En 47% de los países se arrestó y detuvo a trabajadores/as.

42%

Trabajadores/as sufrieron violentos ataques en 42% de los países de Oriente Medio y Norte de África.

Frente a un 44% en 2021

Un trabajador fue asesinado en Iraq.

Violaciones de los derechos de los trabajadores

Derecho a la negociación colectiva

100%

100% de los países han vulnerado el derecho de negociación colectiva.

Frente a un 94% en 2021

Derecho a la negociación colectiva

El 9 de diciembre de 2021, el presidente de Túnez emitió una circular (núm. 20) dirigida a todos los ministerios e instituciones gubernamentales, prohibiendo entablar negociaciones con los sindicatos sin una autorización formal previa del jefe de Gobierno.

Derecho a la negociación colectiva

En 2021-2022, los empleadores de Omán modificaron unilateralmente los términos del convenio colectivo o incluso dejaron de aplicar sus disposiciones por una serie de razones frívolas.

Derecho a la negociación colectiva

En el último año han aumentado las violaciones del derecho a la negociación colectiva en Marruecos, en particular los despidos selectivos de representantes sindicales y la negativa de los empleadores a participar en la negociación colectiva. Estas medidas antisindicales tuvieron un efecto amedrentador sobre la capacidad de los trabajadores para defender colectivamente sus derechos y repercutieron de manera negativa en la negociación colectiva, como consecuencia de lo cual esta estuvo prácticamente ausente en la mayoría de las empresas y sectores. Los compromisos anteriores entre el Gobierno y los representantes de las confederaciones sindicales se han suspendido sin haberse aplicado.

Derecho a la negociación colectiva

En la Universidad de Tel Aviv (Israel), la dirección se negó a negociar con el Research and Project Workers Employees' Committee, a pesar de estar reconocido como representante de los trabajadores. El comité tuvo que recurrir a los tribunales, que finalmente le dieron la razón en diciembre de 2021.

Derecho a la negociación colectiva

En septiembre de 2021, 2.000 trabajadores y trabajadoras de la empresa Universal Group Co., un fabricante egipcio de electrodomésticos, organizaron una protesta para exigir el pago de sus salarios de julio y agosto, así como de otras prestaciones suspendidas desde hacía bastante tiempo. Estos trabajadores representaban a cinco de las nueve fábricas del grupo. Los trabajadores denunciaron especialmente la violación por parte de la dirección del convenio firmado en octubre de 2019 con el Ministerio de Trabajo, en el marco del cual se comprometía a pagar los salarios. Por aquel entonces, el Ministerio había rescatado a la empresa y había pagado con el fondo de emergencia los sueldos de los 5.000 trabajadores y trabajadoras durante un período de seis meses, como aliciente para que la empresa no efectuara despidos, pero, posteriormente, el grupo obligó a los trabajadores a dimitir.

Derecho a la negociación colectiva

En abril de 2021, los trabajadores y trabajadoras de la Agence Nationale d’Appui et de Développement de l’Entreprenariat de Argelia iniciaron una huelga por decisión de la Asamblea General Nacional del sindicato de la empresa, en protesta por la negativa de la dirección a entablar una negociación colectiva.

Derecho a establecer y afiliarse a un sindicatoTrabajadores excluidos de la protección laboral

100%

Los 19 países excluyen a los trabajadores del derecho a formar o afiliarse a un sindicato.

Ningún cambio respecto a 2021

Trabajadores excluidos de la protección laboral

En Marruecos se sigue denegando el derecho a la libertad sindical a determinadas categorías de empleados públicos, como los jueces.

Trabajadores excluidos de la protección laboral

En los Emiratos Árabes Unidos los trabajadores migrantes representaban el 89% de la mano de obra total. En base al sistema de la kafala, cualquier intento de escapar o abandonar a un empleador en los EAU puede ser castigado por la ley. Los fugitivos son encarcelados, deportados y deben hacerse cargo de importantes costos, incluyendo el pago al empleador de las cuotas de patronazgo sin tener derecho a cobrar los salarios adeudados.

Se han denunciado terribles abusos, como el caso de una mujer nepalí que trabajaba como empleada del hogar en una casa de Dubái y que sufrió repetidos abusos sexuales por parte de su empleador, el hijo de este y varios familiares. Sin poder escapar, la joven de 28 años intentó suicidarse dos veces. También intentó huir del domicilio, pero sin éxito. Entonces cedió a las exigencias de su empleador, esperando que eso la ayudara a escapar. Tras dos años de explotación física y mental, consiguió volver a su país.

Trabajadores excluidos de la protección laboral

En junio de 2021, 700 trabajadores y trabajadoras migrantes de África fueron detenidos en los Emiratos Árabes Unidos y se les negó el acceso a asistencia jurídica y médica. A continuación fueron deportados. En 2021, los trabajadores migrantes de los EAU vieron con frecuencia denegado el pago puntual de sus salarios y el pago adecuado de las horas extraordinarias.

Trabajadores excluidos de la protección laboral

El 1 de octubre de 2021, se inauguró en los Emiratos Árabes Unidos la EXPO de Dubái, una feria internacional de seis meses que acogió a 25 millones de visitantes. Pese a las promesas del Gobierno, los trabajadores migrantes de todo el país siguieron sufriendo graves y frecuentes abusos en el entorno laboral. Los casi 8 millones de trabajadores y trabajadoras de los EAU siguieron arriesgándose a sufrir graves abusos propiciados por el empleo y el explotador sistema de kafala, que implica una escasa aplicación de la normativa y la limitación de su libertad para cambiar de empleador. Los tipos de abusos más denunciados fueron las condiciones de empleo (76%); la vivienda precaria e inadecuada (56%); la denegación arbitraria de libertades (42%); la salud y la seguridad (39%); los abusos verbales y físicos (13%); la trata de personas (5%); las muertes (5%) y las lesiones (4%).

Trabajadores excluidos de la protección laboral

En los últimos años Arabia Saudita ha pasado por un período de cambios legislativos, y las reformas legales entraron en vigor el 14 de marzo de 2021.

Con las reformas se ha facilitado la capacidad de los trabajadores para cambiar de empleo, y ya no se requiere el permiso del empleador para salir del país. Otra reforma importante en Arabia Saudita ha sido la de los tribunales laborales, que se han automatizado para garantizar una justicia rápida y eficaz y para mejorar la transparencia.

Los empleadores han utilizado durante décadas las restricciones a la movilidad para explotar y abusar de los trabajadores inmigrantes, por lo que estos avances eran muy esperados y constituyen un gran paso para millones de trabajadores y trabajadoras inmigrantes en el país.

No obstante, la reforma no ha abordado todos los problemas pendientes, puesto que solo se aplica a aproximadamente 6,7 millones de trabajadores migrantes, quedando excluidos 3,6 millones de trabajadoras del hogar, agricultores, pastores, guardias particulares y chóferes privados. Además, la reforma sigue comportando restricciones por las que los trabajadores solo pueden transferir el patrocinio sin el consentimiento del patrocinador tras haber completado un año de contrato o al vencer el contrato de trabajo. Las trabajadoras del hogar se enfrentan a condiciones más restrictivas a la hora de cambiar de empleador durante los dos primeros años de contrato. Además, la reforma no ha eliminado todas las restricciones a los visados de salida y reentrada, especialmente para las trabajadoras del hogar.

Trabajadores excluidos de la protección laboral

Desde 2017, Qatar ha emprendido una serie de importantes reformas para abolir el sistema de kafala y ampliar las protecciones laborales a los trabajadores y trabajadoras migrantes en el país. En enero de 2020, Qatar adoptó dos decretos ministeriales que permiten a los trabajadores cambiar de empleador en cualquier momento de su contrato (eliminando el Certificado de No Objeción) y abandonar el país de forma temporal o permanente sin tener que obtener el permiso del empleador (suprimiendo el requisito de visado de salida). Además, las trabajadoras del hogar tienen ahora un contrato de trabajo estándar y reciben nóminas de sus empleadores.

El 20 de marzo de 2021 entró en vigor el salario mínimo no discriminatorio de Qatar, que se aplica a todos los trabajadores y trabajadoras, de todas las nacionalidades y en todos los sectores, incluido el trabajo doméstico.

Además, gracias a las reformas se han establecido tribunales laborales para resolver las quejas relativas al impago de los salarios, y se creó un Fondo de Apoyo y Seguro para los Trabajadores.

En los centros de trabajo se han elegido comités de trabajadores para atender las reclamaciones de los trabajadores, y se han creado comités paritarios a nivel sectorial (en particular en la hostelería, la construcción, la seguridad y el transporte).

Por último, Qatar ha establecido un sistema de resolución de conflictos accesible a los trabajadores y trabajadoras migrantes.

Trabajadores excluidos de la protección laboral

El acceso de los palestinos al trabajo en Israel y en los asentamientos ilegales se encuentra fuertemente controlado por un represivo sistema de permisos, controles de seguridad y puestos de control. Solo los palestinos con un permiso de trabajo válido pueden ser empleados “legalmente” por empresas israelíes. De los 133.000 trabajadores palestinos que se calcula que hay en Israel y en los asentamientos ilegales, unos 94.000 tienen permiso de trabajo. Prácticamente todos (99%) los titulares de permiso de trabajo son hombres, y la mayoría trabaja en el sector de la construcción. Los permisos se expiden por una duración máxima de seis meses, pero pueden ser anulados arbitrariamente en cualquier momento por los empleadores o por los servicios de seguridad de Israel. Para disciplinar a los trabajadores que se afilian a sindicatos, exigen derechos o participan en cualquier forma de actividad política, los empleadores suelen amenazar con la anulación de los permisos.

Derecho a establecer y afiliarse a un sindicatoPrácticas antisindicales

100%

Los 19 países excluyen a los trabajadores del derecho a formar o afiliarse a un sindicato.

Ningún cambio respecto a 2021

Prácticas antisindicales

En abril de 2021, una plata de clasificación de residuos para la ciudad de Jerusalén que opera en la zona industrial del asentamiento de Atarot, socavó los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Cerca de 110 de sus trabajadores palestinos se afiliaron al sindicato Maan Union para luchar contra unas condiciones de trabajo abusivas. Los empleadores utilizaron las restricciones financieras impuestas por la COVID-19 para mermar las labores de organización de los trabajadores. Decenas de trabajadores se vieron obligados a pedir una excedencia sin sueldo, otros tuvieron que permanecer en el recinto de la fábrica sin las disposiciones adecuadas si querían mantener sus puestos de trabajo, y nueve trabajadores fueron despedidos, entre ellos varios dirigentes sindicales.

Prácticas antisindicales

En 2021, varios trabajadores que intentaron formar sindicatos en Omán fueron objeto de decisiones arbitrarias por parte de sus empleadores para dificultarles e impedirles la formación de sindicatos; estas decisiones incluyeron despidos y traslados a lugares remotos.

Prácticas antisindicales

El 11 de julio de 2021, el Ministerio de Electricidad de Iraq emitió una directiva por la que se prohibían los comités sindicales y se ordenaba a los empleados de empresas públicas no participar en dichos comités so pena de ser sometidos a procesos penales. Además, el Ministerio de Industria y Minería iraquí emitió amonestaciones disciplinarias contra dos dirigentes sindicales en represalia por sus actividades de organización.

Prácticas antisindicales

Los miembros del sindicato de los centros de atención telefónica Webhelp y Sitel Group de Marruecos fueron despedidos de manera improcedente pese a que poco antes, en junio de 2021, se celebraron en todo el país elecciones de delegados de personal. En Sitel, los empleados que habían creado una oficina sindical con la Union Marocaine des Travailleurs (UMT) fueron despedidos o suspendidos sin sueldo. En Webhelp, los empleados que intentaron formar sindicatos en varios lugares de trabajo se enfrentaron a prácticas intimidatorias y a presiones por parte de la dirección.

Derecho a realizar actividades sindicales

100%

En los 19 países se impidió el registro de sindicatos.

Ningún cambio respecto a 2021

Derecho a realizar actividades sindicales

El 11 de mayo de 2021, la empresa Alexandria Spinning and Weaving Company se negó a permitir que Ashraf Nassef, presidente del comité sindical de los trabajadores, y Faraj Al-Najjar, tesorero del sindicato, accedieran a la empresa para hablar con sus miembros. Esto se produjo tras un incidente ocurrido el 4 de marzo de 2021, cuando la dirección trasladó a siete miembros del comité sindical de la empresa de sus puestos técnicos a la sección de seguridad administrativa debido a sus actividades sindicales. Los siete miembros del sindicato eran Faraj Saeed, vicepresidente del Comité Sindical; Mahmoud Ibrahim El-Gohari, tesorero del Comité Sindical; Mohamed Al-Masry, miembro del Consejo de Administración; Mohamed Mohamed Ibrahim, tesorero adjunto; Mohamed Youssef, miembro del Consejo de Administración; Magdy Marei, miembro del Consejo de Administración; y Tariq Bakr, miembro del Consejo de Administración.

Derecho a realizar actividades sindicales

El 31 de diciembre de 2020, las autoridades jordanas habían procedido a ratificar la disolución arbitraria de la Jordanian Teachers’ Association (JTA). Aunque la decisión administrativa fue finalmente revocada el 31 de octubre de 2021 por el Tribunal de Apelación de Ammán, la JTA seguía teniendo impedimentos para operar y representar al personal docente en el país, ya que ninguno de los miembros del Consejo Ejecutivo de la JTA pudo reanudar sus actividades sindicales.

del país, ya que ninguno de los miembros del Consejo Ejecutivo de la JTA pudo reanudar sus actividades sindicales.

Derecho a realizar actividades sindicales

Desde 2020, todos los sindicatos independientes de Iraq están incapacitados para ejercer su actividad. El 12 de octubre de 2020, el Ministerio de Trabajo iraquí publicó la carta núm. 11367 en la que se imponía el monopolio sindical en Iraq y se ordenaba a los organismos administrativos del Gobierno no tratar con ningún otro sindicato que no fuera la organización oficialmente reconocida, General Federation of Iraqi Workers.

Derecho a realizar actividades sindicales

En Egipto, todos los sindicatos independientes se disolvieron en marzo de 2018. Desde entonces, muchos se han enfrentado a innumerables obstáculos administrativos, y en 2022 seguían tratando de obtener el registro oficial ante las autoridades. En los casos en los que ya existía un sindicato amarillo en el lugar de trabajo, las dificultades fueron mayores, puesto que los empleadores alegaron que, en virtud de la Ley de 2017, solo se puede crear un comité sindical, lo que impide la formación de un nuevo sindicato.

Derecho de huelgaEnjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

95%

95% de los países han vulnerado el derecho de huelga.

Frente a un 94% en 2021

Enjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

El 5 de octubre de 2021, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Docentes, las fuerzas de seguridad jordanas detuvieron y encarcelaron a 14 miembros destacados del sindicato de docentes Jordanian Teachers’ Association (JTA). La policía antidisturbios fue desplegada para impedir que los y las docentes que se manifestaban pacíficamente denunciaran la represión de los derechos sindicales. Los 14 miembros detenidos fueron: Ahmad Ali Ahmad Alzaboun, presidente del JTA; Nasser Nawasra, vicepresidente del JTA; y los siguientes miembros del Consejo del JTA: Ghaleb Mansour Abu Qudia; Nidal Awwad Al Hisa; Kifah Suleiman Abu Farhan; Feras Awad Shteiwi Al Sarhan; Basil Mahmoud Al Houroub; Sulaiman Farhan Jaber Al Hayyer; Ibrahim Shaker Khalaf Assaf; Adbassalam assan Moussa Ayasra; Mustapha Annabeh; Iyad Albustanji; Moatassem Abdelrahman Beshtawy; y Noureddin Yusuf.

Enjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

En agosto de 2021, los empleados de Pelephone y Bezeq International, dos empresas de telecomunicaciones israelíes, organizaron una huelga cerca del domicilio del accionista mayoritario. Fueron expulsados a la fuerza por la policía, y varios de ellos fueron detenidos.

Enjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

El 28 de septiembre de 2021, las fuerzas de seguridad egipcias reprimieron una huelga pacífica en la empresa Universal for Electrical Appliances. Diez días antes, cerca de 2.000 trabajadores y trabajadoras habían iniciado una sentada en la sede de la empresa después de que un compañero que había estado haciendo horas extras debido a problemas económicos falleciera de un ataque al corazón. Los trabajadores habían estado dos meses sin cobrar su sueldo.

El 28 de septiembre, las fuerzas de seguridad rodearon la sentada, cerraron las verjas del recinto e impidieron a los trabajadores salir siquiera a comprar comida. Horas antes, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo redadas en los domicilios de tres trabajadores: Saeed Abdel Qader, Said Mohamed Abdel Latif y Mahmoud Ahmed Haridy, que se estaba recuperando en su casa tras haber caído en un coma diabético. Los tres fueron detenidos. La hija de Haridy siguió a su padre hasta la comisaría de Warraq, donde preguntó por él, pero los agentes que habían estado en su domicilio menos de una hora antes negaron tener conocimiento del incidente. Un suboficial le aconsejó que fuera a la comisaría de Imbaba, donde le informaron de que su padre había sido trasladado a la sede de la Agencia de Seguridad Nacional, una fuerza policial especial, famosa por vulnerar los derechos humanos, que participa en la vigilancia de las denominadas “amenazas a la seguridad nacional”, en particular los movimiento sindicales independientes.

Enjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

El 14 de febrero de 2022, los habitantes del distrito de Karma Bani Saeed, en Iraq, se manifestaron frente al edificio de la gobernación, exigiendo la provisión de servicios sanitarios. Las fuerzas policiales dispersaron la protesta haciendo un uso excesivo de la fuerza y dejando a varios manifestantes con lesiones graves. La delegación negociadora fue detenida, incluido el sindicalista Muhannad Al-Saeedi, miembro del sindicato de trabajadores de la empresa petrolera Dhi Qar Oil Company y miembro del General Union of Oil and Gas Workers in Iraq, que forma parte de la General Federation of Trade Unions.

Enjuiciamiento de líderes sindicales por participar en huelgas

En mayo de 2021, los bomberos argelinos se declararon en huelga para exigir un aumento de sus salarios y una mejora de sus condiciones de trabajo. El Ministerio del Interior anunció la suspensión de 230 bomberos y su enjuiciamiento inmediato, al considerar que sus protestas constituían “una traición a los deberes y responsabilidades que se les había confiado”.

Derecho de huelgaDespidos por participar en acciones de huelga

95%

95% de los países han vulnerado el derecho de huelga.

Frente a un 94% en 2021

Despidos por participar en acciones de huelga

En Irán, 700 trabajadores de una empresa de refinado de petróleo de Teherán fueron despedidos el 22 de junio de 2021 por participar en una serie de huelgas en el lugar de trabajo, en el marco de una huelga general que se llevó a cabo en todo Irán y que contó con la participación de cerca de 20.000 trabajadores del sector petrolero y petroquímico en 11 provincias. Numerosos trabajadores de diversos centros industriales se habían sumado a la “Campaña 1400”, para exigir mejores salarios, un aumento de los permisos y vacaciones y mejores condiciones en materia de salud y seguridad. Se trata de unas reivindicaciones de larga data que hasta ahora han sido ignoradas por la dirección y por las autoridades del régimen iraní.

Despidos por participar en acciones de huelga

El 2 de agosto de 2021, el fabricante egipcio de maquinillas de afeitar Lord International Co. despidió a 38 de los 2.000 trabajadores y trabajadoras que participaron en una huelga que dio comienzo a finales de julio de 2021 y que paralizó la producción en dos de las tres fábricas de la empresa. En un comunicado, la empresa también señaló que había sometido a parte de los trabajadores en huelga a una investigación interna.

Los trabajadores en huelga reclamaban un porcentaje mínimo de participación en beneficios y que sus contratos, prorrogables anualmente, pasaran a ser indefinidos. También exigían a la dirección garantías de que los trabajadores que protestaban no serían objeto de medidas disciplinarias ni despedidos. Pero la empresa anunció que los trabajadores identificados como “instigadores de la huelga” serían despedidos o suspendidos, y que los que fueran suspendidos podrían enfrentarse también a medidas disciplinarias y ser sometidos a una nueva investigación.

Despidos por participar en acciones de huelga

En abril de 2021, la Oficina de Correos de Argelia amenazó a los trabajadores y trabajadoras en huelga de Argel con despedirlos sin previo aviso. Los empleados de correos habían organizado una huelga de una semana para protestar por el retraso del Gobierno a la hora de cumplir sus promesas de abonarles las subvenciones y primas de incentivo que les correspondían.

Derecho a la libertad de expresión y reunión

84%

84% de los países en Oriente Medio y Norte de África restringieron la libertad de expresión y reunión.

Frente a un 83% en 2021

Derecho a la libertad de expresión y reunión

Samira Nasser y Sabah Hassan, miembros de la Oficina Ejecutiva de la General Federation of Iraq Trade Unions (GFITU) y empleados en empresas del sector público, fueron acusados de difamación a raíz de unas publicaciones en Facebook, y posteriormente remitidos a una investigación administrativa por “acusaciones malintencionadas”. Ambos fueron degradados y trasladados a otras empresas públicas. Samira Nasser, que trabajaba como ingeniera agrícola en una fábrica de productos lácteos, fue trasladada a la empresa de industrias hidráulicas. La GFITU organizó una campaña de solidaridad y, más de dos meses después, consiguió que se anulara el traslado.

Derecho a la libertad de expresión y reunión

El 14 de enero de 2022, que corresponde al décimo aniversario de la revolución tunecina, decenas de miles de tunecinos contrarios a la dictadura salieron a la calle pero no pudieron manifestarse, dado que miles de policías bloquearon el acceso a la avenida Habib Bourguiba, la principal avenida de la capital, y utilizaron cañones de agua, porras y gases lacrimógenos –con violencia física– contra los manifestantes, además de efectuar detenciones. Algunos de los manifestantes detenidos fueron puestos en libertad el mismo día, mientras que otros iban a ser remitidos a los tribunales.

Derecho a la justicia

79%

79% de los países en Oriente Medio y Norte de África denegaron acceso a la justicia a trabajadores/as.

Frente a un 83% en 2021

Derecho a la justicia

El Tribunal de Primera Instancia de Túnez anuló la decisión del Consejo Nacional de la organización Union Générale Tunisienne du Travail (UGTT), adoptada en Hammamet del 24 al 26 de agosto de 2020, de convocar un congreso extraordinario no electivo, alegando que los estatutos de dicha organización sindical no prevén la organización de este tipo de congresos por parte de su buró ejecutivo. Se trata de una grave injerencia judicial en el derecho de la UGTT a organizar libremente sus actividades.

Derecho a la justicia

Crecen las preocupaciones por la integridad de Esmail Abdi, ex secretario general del sindicato de docentes Iranian Teachers’ Trade Association (ITTA), que desde 2006 ha sido encarcelado en numerosas ocasiones por cargos falsos de “propaganda contra el Estado” y “espionaje”. En 2016 fue condenado a cinco años de cárcel por acusaciones falsas de “difusión de propaganda contra el sistema” y “reunión y colusión para cometer delitos contra la seguridad nacional”. Para evitar su puesta en libertad, el 11 de enero de 2021, al término de su anterior condena, las autoridades iraníes ejecutaron una sentencia suspendida de diez años relacionada con un caso de 2011, encarcelándolo hasta 2031. El prolongado encarcelamiento y los malos tratos que sufre en la cárcel han afectado gravemente a su salud. Al mismo tiempo, la familia de Esmail (esposa, dos hijas y un hijo) está siendo acosada y victimizada por las fuerzas de seguridad y se considera que corre grave peligro.

Derecho a la justicia

Mourad Ghedia, presidente del sindicato argelino de trabajadores y trabajadoras del sector judicial SNAPAP/CGATA, fue arrestado el 5 de abril de 2021 y sometido a una orden de detención en la cárcel de El-Harrach. El día de su detención, Ghedia se presentó en la comisaría de Bab Ezzouar, en Argel, a raíz de una citación policial. Fue inmediatamente detenido y llevado ante un juez sin haber tenido acceso a un abogado. El juez le impuso una orden de detención sin explicar los motivos de su encarcelamiento. El tribunal lo condenó a una pena de seis meses con suspensión de la ejecución. Tras una gran campaña internacional y dos meses y diez días de detención, fue finalmente puesto en libertad.

Ghedia, administrativo de profesión, ya había sido suspendido de su empleo en 2012 durante casi tres años, junto con otras 57 personas, por hacer huelga. Tras las denuncias presentadas ante la OIT, Ghedia y los miembros suspendidos fueron readmitidos, y pudo volver a desempeñar sus funciones de administrativo de 2015 a 2018, cuando volvió a ser despedido sin motivo.

Libertades civiles

47%

En 47% de los países se arrestó y detuvo a trabajadores/as.

Libertades civiles

El 11 de marzo de 2022, Haleh Safarzadeh y Alireza Saghafi, miembros del Centro para los Derechos de los Trabajadores en Irán, fueron detenidos junto con otros 17 estudiantes y activistas sindicales durante una reunión privada que se estaba celebrando en el lugar de trabajo de Saghafi. Ingresaron en la prisión de Kachuei, en Karaj. Los activistas fueron puestos en libertad más tarde, pero Haleh Safarzadeh y Alireza Saghafi permanecieron detenidos en una de las cárceles más severas del país por delitos graves.

Ambos líderes sindicales ya habían sido detenidos el 26 de abril de 2019, junto con otros defensores de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, durante una reunión pacífica en un parque público. El 24 de agosto de 2019 fueron juzgados por el Tribunal Revolucionario de Karaj por una acusación falsa de “propaganda contra el sistema” y condenados a un año de cárcel.

Libertades civiles

Farzaneh Zilabi, abogada defensora de los trabajadores y trabajadoras de la caña de azúcar de Haft Tappeh en Irán, fue condenada el 13 de septiembre de 2021 por el Tribunal Revolucionario de Ahvaz a un año de cárcel por llevar a cabo “actividades de propaganda contra el Estado”. Además de la pena de cárcel, Zilabi fue condenada a dos años de inhabilitación para salir del país. El 16 de mayo de 2021 se le impuso también una inhabilitación de seis meses para ejercer la abogacía.

Tras la privatización del complejo agroindustrial de la caña de azúcar Haft Tappeh Sugarcane Agro-Industrial Complex en 2016, los trabajadores y el sindicato han organizado una serie de huelgas, la última de ellas en agosto de 2021, contra el reiterado impago de salarios a los empleados y la presunta corrupción de los antiguos propietarios.

Libertades civiles

Abdel-Wahab Radwan, vicepresidente del Syndicate Committee of Public Transport Authority Employees de Egipto, fue detenido en mayo de 2021 debido a sus actividades sindicales. En 2022 permanecía en prisión preventiva a la espera de la vista de su caso. Fue acusado de “pertenencia a un grupo terrorista y uso indebido de las redes sociales”.

Libertades civiles

Fellah Hamoudi, miembro del Buró Ejecutivo del Syndicat National Autonome des Personnels de l'Administration Publique (SNAPAP) y de la Confédération générale autonome des travailleurs en Algérie (CGATA) y presidente de la Ligue Algérienne de Défense des Droits de l'Homme (LADDH), fue detenido el 19 de febrero de 2022 en el valiato de Tlemcen. Fellah Hamoudi se había visto continuamente acosado durante los últimos meses a raíz de unas declaraciones realizadas en el canal de televisión “Al Magharibia”. El fiscal consideró que los comentarios de Hamoudi sobre el número de presos de conciencia que hay en Argelia eran ofensivos para el Ministerio del Interior y “falsos o malintencionados”. Hamoudi también fue acusado de dirigir una asociación “no acreditada” en relación con su cargo en la LADDH. El 12 de enero de 2022 la policía registró su domicilio, confiscándole el ordenador portátil y el teléfono personal. El 20 de febrero de 2022 fue condenado culpable por el Tribunal de Tlemcen y condenado a una multa de 100.000 DZD y a tres años de cárcel.

Violentos ataques contra trabajadores y trabajadoras

42%

Trabajadores/as sufrieron violentos ataques en 42% de los países de Oriente Medio y Norte de África.

Frente a un 44% en 2021

Violentos ataques contra trabajadores y trabajadoras

El 14 de febrero de 2022, Muhammad Al-Saidi, miembro de la General Federation of Trade Unions of Workers de Iraq y miembro del General Union of Workers in the Oil and Gas Sector, recibió una brutal paliza durante una manifestación pacífica en Dhi Qar, y varios trabajadores fueron ilegalmente detenidos. A lo largo del año pasado, las fuerzas de seguridad interrumpieron sistemáticamente las huelgas en los sectores del petróleo y la electricidad. Los trabajadores y los líderes sindicales han sido reiteradamente sometidos a procedimientos de investigación interna y a medidas disciplinarias por participar en actividades sindicales legítimas. En algunos casos han sido trasladados a otras empresas o a otros puestos, y se les ha amenazado con sanciones penales.

Violentos ataques contra trabajadores y trabajadoras

El 7 de septiembre de 2021, entre 1.000 y 2.000 trabajadores y trabajadoras migrantes de Nepal y la India empleados por Nasser S. Al Hajri Corporation W.L.L (NSH), Gulf Asia Contracting LLC y Bahrain Petroleum Company (BAPCO) protagonizaron una protesta de una semana en Bahréin a raíz de las pésimas condiciones de trabajo y de vida, después de que uno de ellos sufriera una insolación y tuviera que ser hospitalizado. Las empresas recurrieron a la policía y a su propio personal de seguridad para tomar represalias contras los huelguistas. El personal de seguridad comenzó a intimidar y acosar a los trabajadores. Algunos de ellos recibieron fuertes palizas y sufrieron lesiones graves, como hematomas sangrientos. El acceso del público al campamento de los trabajadores, situado en una zona aislada de Sitra, ha sido denegado desde el comienzo de la protesta.

Violentos ataques contra trabajadores y trabajadoras

En mayo de 2021, las fuerzas de seguridad argelinas reprimieron una sentada organizada por el Comité national pour la défense des droits des chômeurs, cuyo objetivo era reclamar empleo y medidas de ayuda al empleo. La policía dispersó a los trabajadores desempleados que protestaban haciendo un uso excesivo de la fuerza, hiriendo a varios de ellos.

Asesinatos

Un trabajador fue asesinado en Iraq.

Asesinatos

Tras una manifestación pacífica de los trabajadores del petróleo y el gas en Dhi Qar, Iraq, el 14 de febrero de 2022, Ahmad Ali Al-Zaidi, sindicalista y empleado de una instalación petrolera, fue asesinado en represalia por su activismo durante las manifestaciones. A lo largo del año pasado, las fuerzas de seguridad interrumpieron sistemáticamente las huelgas de los sectores del petróleo y la electricidad. Los trabajadores y los dirigentes sindicales han sido reiteradamente sometidos a procedimientos de investigación interna y a medidas disciplinarias por desempeñar actividades sindicales legítimas. En algunos casos han sido trasladados a otras empresas o a otros puestos y amenazados con sanciones legales.

Trabajadores limpiando el Museo del Futuro en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Los trabajadores y trabajadoras inmigrantes del país sufren graves y frecuentes abusos laborales.Karim SAHIB / AFP

Tendencias en nueve años: Clasificación regional

Todas las regiones