China

5

Derechos no garantizados

Sin cambios desde el año pasado

Violaciones de los derechos de los trabajadores

Libertades civiles

En 2018, la empresa china Jasic Technology despidió a una serie de trabajadores y trabajadoras que habían intentado organizar su propio sindicato, y más de 40 trabajadores fueron detenidos y acusados de “reunir una multitud para perturbar el orden social”. Desde entonces, muchos activistas y defensores de los trabajadores han sido procesados y encarcelados por cargos espurios, y el paradero exacto de otros trabajadores de la fábrica de Jasic que estuvieron implicados en protestas sigue siendo desconocido. Las autoridades han recurrido a la persecución penal, el acoso y la vigilancia para infundir miedo e impedir que los afectados y sus familias hablen. Tras su enjuiciamiento y condena hace dos años, los siguientes activistas han permanecido ilocalizables y en paradero desconocido, y no se ha podido acceder a más información sobre su juicio: Fu Changguo, miembro del personal del Centro de Trabajadores de Dagongzhe, y los activistas laborales Zheng Shiyou y Liang Xiaogang.

Muchos otros han sido procesados sumariamente y condenados a penas de cárcel, mientras el Gobierno ha seguido presionando e intimidando duramente a los activistas y sus familias.

Libertades civiles

El 25 de febrero de 2022, “Mengzhu”, un conocido activista chino dedicado al reparto de comida a domicilio, fue detenido por la policía de Beijing durante una redada en su apartamento. Mengzhu, cuyo nombre real es Chen Guojiang, fue acusado de “buscar pelea y causar problemas”, un concepto genérico utilizada a menudo contra los activistas en China. Chen era líder de la Alianza de Repartidores, que él mismo fundó en 2019. Logrando llegar a cerca de 15.000 repartidores a través de las redes sociales, la alianza se convirtió en una organización parecida a un sindicato de repartidores de comida en Beijing y tenía conexiones con repartidores de otras ciudades.

Poco antes de su detención, Chen había publicado un vídeo sobre una estafa de bonos por parte de Ele.me, propiedad de Alibaba, la mayor empresa de comercio electrónico de China. Millones de personas vieron el vídeo, el cual provocó numerosas críticas del público contra Ele.me. Los informes de los medios de comunicación sobre la detención de Chen fueron bloqueados o eliminados. Los activistas chinos de Internet difundieron una carta abierta escrita por el padre de Chen en la que solicitaba ayuda para sufragar los gastos derivados del procedimiento judicial. Se recaudaron más de 120.000 CNY (18.350 USD).

En abril de 2022, el canal de WeChat de Chen, en el que se había publicado la carta abierta, quedó permanentemente prohibido. El debate en línea sobre el caso de Chen también fue censurado y bloqueado por la policía. Y los abogados y estudiantes que estaban en contacto con la familia de Chen fueron objeto de investigaciones y acoso.

Derechos de los trabajadores según la ley

Todos los países