Full Page Example

This is a main titleThis is a prefix

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

This is a titleThis is a prefix

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

This is a captionThis is a credit

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

Stats

32

dsgsdggsdgsdgsd

Cases

La vigilancia cada vez mayor a la que se somete a los trabajadores socava el derecho a la privacidad

32

dsgsdggsdgsdgsd

Derecho a la privacidad

En Irán, los miembros de sindicatos independientes son habitualmente sometidos a la vigilancia y el acoso del Estado, entre ellos Parvin Mohammadi, vicepresidente del Free Union of Iranian Workers, quien acababa de ser puesto en libertad condicional en abril de 2020, después de haber purgado una pena de un año en la prisión de Kachouii, en Karaj, por “propaganda contra el Estado”.

Derecho a la privacidad

El 30 de junio de 2020, el máximo órgano legislativo de China aprobó por unanimidad una nueva Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong que entró en vigor en el territorio el mismo día, justo antes de la medianoche. En virtud de la ley, las autoridades tienen a su disposición amplios poderes sin absolutamente ningún control ni balance para garantizar el Estado de derecho, el respeto de los derechos fundamentales y el debido proceso. Las autoridades de los servicios de inteligencia pueden, entre otros poderes exorbitantes, buscar propiedades, censurar contenido en línea y participar en vigilancia encubierta, incluyendo interceptar comunicaciones, todo ello sin una orden judicial. Las autoridades también pueden requerir información de organizaciones y personas, incluso si dicha información pudiera resultar incriminante. Cualquier persona que no cumpla la ley puede ser multada o encarcelada. La policía de Hong Kong ya ha establecido una nueva división de seguridad nacional para llevar a cabo una vigilancia encubierta.


Hasta ahora, 53 de los activistas prodemocráticos más prominentes, incluida la presidenta de la central sindical Hong Kong Confederation of Trade Unions (HKCTU), Carol Ng, han sido arrestados en una operación masiva de represión policial. Carol Ng fue arrestada en su domicilio el 6 de enero de 2021 por el Departamento de Seguridad Nacional acusada de un presunto “intento de subvertir el poder estatal” con arreglo a la Ley de Seguridad Nacional de 2020. Winnie Yu, que preside el sindicato de personal sanitario Hospital Authority Employees Alliance (HAEA), también fue arrestada. El grupo fue acusado de organizar y participar en las elecciones primarias para candidatos prodemocráticos en las elecciones que fueron pospuestas el año pasado. Esta fue la mayor purga política contra los demócratas desde la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional.

Derecho a la privacidad

En Francia, IKEA compareció ante un tribunal penal en marzo de 2021 por haber utilizado prácticas ilegales para vigilar a los trabajadores/as a gran escala, en base a una denuncia presentada por la central sindical Force Ouvrière (FO) en 2012. Después de ocho años de investigación, la empresa fue acusada de recopilar ilegalmente información confidencial sobre cientos de personas en todo el país, incluidos representantes sindicales, pidiendo a organismos privados que obtuvieran información confidencial de los registros de la policía nacional. Los delegados/as de FO fueron particularmente objeto de vigilancia. En 2010-2011, la prensa reveló la infiltración de dos falsos empleados en la tienda de Franconville, donde la central FO estaba muy bien establecida y en la que se había originado una huelga masiva en 2010. Estos infiltrados fueron supuestamente encargados de ganarse la confianza de sus compañeros/as de trabajo e informar de sus movimientos y acciones a la dirección de la empresa. Está previsto que las audiencias se celebren hasta abril de 2021.

Derecho a la privacidad

Summit Autotech Poland en Skoczków colocó una cámara en el espacio de oficinas utilizado por Solidarność en los locales de la empresa destinados a sus actividades sindicales. El dispositivo, confundido en un principio con un detector de movimiento, era en realidad una cámara que grababa imagen y sonido y estaba conectada al sistema principal de vigilancia de la empresa. La cámara fue retirada rápidamente y Solidarność presentó cargos ante la fiscalía en octubre de 2020 por escuchas ilegales.

Derecho a la privacidad

En el Reino Unido, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Eslovaquia, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Polonia, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Italia, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Alemania, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Francia, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En la República Checa, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En Austria, los almacenes de Amazon se sometieron a vigilancia, cuando la compañía decidió analizar posibles “riesgos de seguridad” incluyendo “la mano de obra organizada y la presencia sindical”. La información recopilada incluía el número de personas asistentes a cada protesta organizada, el seguimiento de las huelgas o incluso si se repartían panfletos. Otras actividades de espionaje incluyeron la creación de perfiles falsos en las redes sociales para investigar a los empleados que encabezaban protestas e infiltrarse en grupos de Facebook.

Derecho a la privacidad

En diciembre de 2020, la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.) emprendió acciones legales en España contra Amazon y la agencia de detectives contratada por la compañía para espiar a los trabajadores y trabajadoras en huelga de la planta que posee la multinacional en El Prat de Llobregat (Barcelona).

Derecho a la privacidad

En septiembre de 2020, Amazon, en los Estados Unidos, publicó y eliminó de inmediato una oferta de trabajo en su sitio web pidiendo dos analistas de inteligencia destinados a vigilar temas sensibles y confidenciales, “incluyendo amenazas de organización sindical contra la empresa”. Tras las protestas públicas de las organizaciones de derechos civiles y de los trabajadores, la empresa calificó los mensajes como un “error” y los retiró de su sitio web.

A pesar de ser una de las empresas más grandes y rentables del mundo, los trabajadores y trabajadoras de Amazon no están representados por un sindicato de ningún tipo. La empresa, conocida por ser ferozmente antisindical, recurrió a tácticas alevosas tales como espiar a los trabajadores/as favorables a la organización sindical y enviar correos de propaganda explícitamente antisindical a los aspirantes a miembros del sindicato.

Derecho a la privacidad

En junio de 2020, Facebook, con sede en los Estados Unidos, fue objeto de fuertes críticas por parte de los sindicatos por introducir una nueva herramienta en Facebook Workplace, un sitio donde los trabajadores pueden visualizar una corriente continua de contenido similar a una fuente de noticias, con temas de actualidad generados automáticamente basados en los comentarios publicados por los usuarios. La nueva herramienta permitió a los administradores eliminar y bloquear ciertos trending topics entre los empleados. En su presentación de lanzamiento, Facebook incluyó la palabra “sindicalizar” como ejemplo de un tema que los empleadores podrían considerar útil bloquear. Ante un aluvión de críticas por facilitar las estrategias antisindicales, la empresa renunció a su presentación al día siguiente.

Derecho a la privacidad

En diciembre de 2020, el Consejo Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos presentó, después de una investigación de un año, una queja contra Google por violar las leyes laborales estadounidenses. Google fue acusada de espiar ilegalmente a los trabajadores/as y de interrogarlos para luego despedir al personal que hubiera intentado formar un sindicato u organizar protestas en 2019. La denuncia de la NLRB absolvió de toda infracción a dos empleados despedidos y concluyó que Google había vulnerado reiteradamente la legislación laboral estadounidense al recurrir a “despidos e intimidación con objeto de sofocar el activismo en el lugar de trabajo”. También constató que el acceso de Google a las agendas de los trabajadores/as y otros documentos privados constituía una vigilancia ilegal. Se esperaba que el caso fuera examinado y decidido por un juez de derecho administrativo durante 2021.

Derecho a la privacidad

En Zimbabwe, desde la detención de los dirigentes de la central sindical ZCTU en enero de 2019 y su posterior liberación en noviembre de 2019, el presidente de ZCTU, Peter Mutasa, y su secretario general, Japhet Moyo, han seguido siendo objeto de persecución estatal. A pesar de haberse retirado los cargos que pesaban en su contra en noviembre de 2019, nunca les devolvieron sus teléfonos celulares ni les reembolsaron el dinero depositado como fianza. La fiscalía insistió en que la policía todavía estaba investigando a los dirigentes de ZCTU. Peter Mutasa figura en la lista de personas más buscadas por la policía, y domicilios de los líderes de la ZCTU han venido siendo vigilados por la policía.

Downloads